EL CIENTÍFICO LUIS FLORES EN EL TecNM CAMPUS OAXACA

EL CIENTÍFICO LUIS FLORES EN EL TecNM CAMPUS OAXACA

“El bosón de Higgs no tiene que ver nada con Dios, en realidad fue un accidente editorial”, expresó el científico mexicano Luis Roberto Flores Castillo, dentro del marco de su conferencia “El bosón de Higgs”, el viernes 8 de febrero del presente.

El Dr. Rafael Reyes Morales, Subdirector Académico en representación del Dr. Juan Cruz Nieto, director del Instituto Tecnológico de Oaxaca, dio la bienvenida al integrante del grupo de trabajo del proyecto ATLAS de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), quien fuera contactado por el académico Eduardo Pérez Campos para dictar la conferencia referida.

En un Audiovisual de Ingeniería completamente lleno, Luis Roberto Flores Castillo, expuso primeramente que el Gran Colisionador de hadrones fue concebido para experimentos que tienen que ver con las ideas nuevas del Universo. Y resaltó que fue un proyecto casi imposible de realizar, “y sin embargo se hizo”, enfatizó. Involucró a 20 países, a 200 instituciones y con un costo inicial de 9 mil millones de dólares. Se hizo con coraje y con convicciones fuertes pues, apuntó, el Gran Colisionador se construyó pese a no tener connotaciones bélicas.

Y entrando en materia, el Dr. Flores Castillo describió la hazaña de detectar la extraña partícula subatómica llamada el bosón de Higgss quien fuera postulada en la década de los 60 por Peter Higgs. Para su detección se hicieron miles de colisiones de nubes de protones. Esto es, dijo, 100 mil millones de protones, pero sólo se cruzaron 20. “Es como hacer chocar galaxias”.

Ante un público expectante, constituido en su mayoría por estudiantes de ingeniería, Luis Flores, quien participara directamente en la preparación de resultados con los que ATLAS sustentó el descubrimiento del bosón de Higgs en julio de 2012. Precisó que la masa es la oposición a convertir la energía en movimiento, que la detección del bosón de referencia solo pudo determinarse por métodos estadísticos. Y se preguntó, ¿por qué tanto revuelo?.  Porque es uno de los hallazgos más grandes del siglo XXI ya que nos permite entender todas las piezas del modelo estándar de la física.

Hilando su exposición con un proyector multimedia presentó diversas imágenes y fotografías  del universo y del impactó de protones.

En la sesión de preguntas un niño de 12 años preguntó sobre la detección de la energía obscura. Didáctico y preciso Luis Flores disipó esta duda y muchas más.